Mitos sobre el herpes

mitos sobre el herpes

En el tema del herpes nos encontramos con muchas creencias falsas o mitos, que debemos desterrar si queremos afrontar de una manera adecuada este problema.

En los diferentes métodos nos encontramos la idea de que únicamente algunos tipos de personas son susceptibles de contraer el herpes.

“Solo algunas personas o grupos sociales se contagian de herpes”

En el caso de herpes genital el riesgo de contagio viene determinado por ser un individuo sexualmente activo.

Es un error común pensar que el contagio está condicionado por ser una persona limpia o sucia, o con un tipo de conducta sexual determinada, pero eso no es así.

Este mito es la causa de muchos malentendidos y de estas conductas de estigmatizacion asociadas a esta enfermedad.

herpes una enfermedad común

“El herpes es una enfermedad poco común y es difícil padecerla”

El herpes es una enfermedad  más común de lo que generalmente se piensa.

Hay diferentes tipos de herpes y la tasa de contagio de algunos de ellos, es realmente alta entre la población.

El caso del herpes tipo 1, nos encontramos con que hasta el 80% de la población tiene este tipo de virus, que es el que generalmente causa el herpes labial.

El herpes tipo 1, también puede causar herpes genital a través de transmisión por sexo oral-genital, y el  porcentaje de herpes genital causado por herpes tipo 1 puede llegar hasta el 40%.

En el caso del herpes tipo 2 vemos que hasta el 22% de las personas adultas sexualmente activas tienen herpes genital causado por el herpes tipo 2.

En la mayoría de los casos de personas contagiadas por herpes no aparecerán síntomas, lo que implicará que dichas personas no sabrán que tienen ese virus.

Otro dato importante es que la mitad de las personas que contraen el virus del herpes, lo contraen por contacto sexual con personas que no saben que padecen esta enfermedad.

Relación entre el herpes labial y el herpes genital

Es una idea común equivocada el pensar que el herpes labial y el herpes genital no están relacionados.

La realidad de los hechos nos demuestra  que el herpes bucal también está causado por el virus del herpes tipo 1,  también llamado VHS-1.

El herpes VHS-1 se puede transmitir a los genitales también.

Esta transmisión puede llegar a suponer el 40% de los casos de herpes genital y se produce a través del sexo oral- genital.

El resto de los casos de herpes genital está provocado en general por el virus de herpes tipo 2 o VHS-2.

herpes labial y genital

“El herpes se localiza en la zona genital”

El virus del herpes 1 o VHS-1 afecta como norma general a la zona de la boca.

Esto no quiere decir que siempre sea así ya que tanto el herpes tipo 1 como el tipo 2 puede afectar a los genitales, a la zona pubica, a las nalgas, la parte posterior de las piernas o a la parte interna de las piernas.

También se dan casos de herpes en otras zonas del cuerpo pero en mucha menor proporción.

Cuando el herpes se da en la zona de los dedos se conoce como herpes blanco.

“Es fácil saber cuándo tienes herpes”

Saber cuándo una persona tiene herpes no es algo evidente ni obvio.

En general el porcentaje de gente que sufre la enfermedad y no lo sabe llega al 80%.

El motivo por el que ocurre esto, es que como norma general, los síntomas del herpes pasan desapercibidos o son muy leves, por lo que se confunden con otro tipo de  enfermedades menos importantes.

“El herpes siempre se puede contagiar”

Aunque el herpes está provocado por un virus, las personas que sufren este tipo de enfermedad no siempre son contagiosas.

Cómo norma general, aunque no única, podemos decir que cuando el herpes no da síntomas, tampoco se suele dar el contagio.

El virus del herpes no sobrevive mucho tiempo en la piel a no ser que existan síntomas de la enfermedad.

“Se puede detectar el herpes fácilmente con una prueba genérica”

Generalmente los controles de detección de Infecciones de transmisión sexual no detectan el herpes.

Tampoco se puede detectar a través de las pruebas de frotis vaginal.

Las pruebas del herpes se realizan  cuándo existe sospechas de que el paciente puede sufrir la infección, y requiere de una toma de muestras particular y específica para dicho virus.

detectar el herpes

Riesgos a la fertilidad en los pacientes de herpes

El herpes no tiene ningún efecto en la  fertilidad de los hombres o mujeres. La fertilidad humana no se ve afectada por el virus del herpes.

El embarazo tampoco se ve afectado por el herpes, y se pueden tener partos normales como norma general.

Aunque existe algún riesgo de traspaso del virus al bebé durante el parto pero es un caso bastante raro.

Siempre que se esté embarazada,  y ella o su pareja tenga herpes, debe notificarlo a su médico de referencia.

El cáncer cervical y el herpes

Entre el cáncer cervical y el herpes no existe ningún tipo de relación ni asociación.

El cáncer cervical está provocado por el virus del papiloma humano o VPH y no es el mismo virus que el del herpes.

Forma de transmisión del herpes

En contra de cierta creencia común el  virus del herpes no se encuentra en la sangre.

Es por ello que las personas que tienen herpes pueden donar sangre sin ningún tipo de  problema asociado ha dicho virus.

La vía de contagio del virus del herpes es únicamente a través del contacto directo de la piel con la piel.

transmision del herpes

Las barreras profilacticas en las relaciones sexuales

La utilización de preservativos en las relaciones sexuales de personas infectadas con herpes, ofrece cierta protección pero no es garantía de seguridad total.

Cómo norma general en las relaciones a largo plazo,  la existencia del herpes no suele ser un condicionante a la hora de las relaciones sexuales, ya que como se ha dicho antes en muchas ocasiones simplemente pasa desapercibido.

En el caso de que los pacientes tengan síntomas graves, pueden tomar la medicación a fin de disminuir la posibilidad de contagio, ya que son muy efectivos.

Limitaciones del herpes en la vida sexual

En la mayoría de los casos la transmisión del herpes debido a la recepción de sexo oral es poco frecuente.

Autocontagio en diferentes zonas

Las personas infectadas, a veces dudan de sí se puede producir un auto contagio del herpes de una zona a otra de su cuerpo.

Generalmente es bastante extraño que ocurra esa situación, ya que el cuerpo desarrolla protecciones a través de los anticuerpos que impiden que otras zonas del cuerpo se contagian.

Convivencia con personas infectadas

Hay que remarcar que el virus del herpes no se puede transmitir a través de contacto en superficies que no sean la piel.

Esto determina que las personas que están contagiadas por herpes, pueden compartir todas las instalaciones y material de uso común como toallas, duchas etc. que hay en las casas.

El herpes no se contagia a través de  estos medios, ya que su periodo de vida cuando se sitúa en un ambiente fuera de la piel viva, es muy corto.